Canarias, por debajo de la media estatal en número de psiquiatras.

Recientemente se ha hecho pública la primera evaluación de la Estrategia Nacional de Salud Mental, una iniciativa que se aprobó a finales de 2006 y que, según este estudio, ha tenido una aplicación tímida. En el informe trasluce que Canarias está por debajo de la media española en psiquiatras hospitalarios por cada 100.000 habitantes, aunque, curiosamente, supera la ratio estatal en número de camas psiquiátricas para agudos en sus hospitales.

La población de las Islas destaca por estar por encima de la media en cuanto a trastorno bipolar o esquizofrenia –sobre todo, entre los hombres–, aunque los canarios tienen la tasa de autolesiones más baja de todo el país y otras, como la de depresiones, trastornos de la alimentación o de discapacidad provocada por una enfermedad mental, por debajo de la ratio española.

La tasa canaria de psiquiatras vinculados a hospitales –la evaluación no recoge los que prestan su labor en centros sanitarios de otro tipo– es de 6,39 por cada 100.000 habitantes –de los que 5,68 aparecen vinculados a la pública–, casi un profesional menos que la media estatal de 7,49, que ya es inferior a la europea, y más de 4 por debajo de los que oferta Cataluña, aunque el mínimo son los 4,2 de Murcia. El estudio señala que, en 2006, en España había 3.299 psiquiatras hospitalarios y que la tasa por población ha subido un poco en los últimos años.

Frente a este dato, destaca la tasa de camas psiquiátricas de agudos en hospitales generales que, al cierre del 2006, llegaba en las Islas a 8,87 por cada 100.000 habitantes –la mayoría, públicas–, un dato que coloca a Canarias con una cama más que la media estatal, de 7,57. El máximo lo tiene Navarra, con 13,52 camas, y el mínimo es de Extremadura, con 4,66.

Aparece también que las tasas canarias de camas para agudos son más altas que la media en los hospitales generales –8,87 frente a las 7,57 por español–, pero están muy por debajo en los psiquiátricos, con 2,28 por cada 100.000 canarios, frente a la ratio estatal de 4,99.

El estudio recoge los principales puntos débiles de esta prestación en el Archipiélago y aquí destaca, como han denunciado los profesionales en varias ocasiones, que las Islas carecen de planes individualizados de atención para las personas con trastornos mentales y en tratamiento –que tienen 13 comunidades–, así como que “no cumple con el objetivo de aumentar el porcentaje de pacientes con trastornos mentales que reciben psicoterapia”.

Otra de las carencias es que, según esta evaluación, Canarias “no ha incluido líneas de investigación interdisciplinarias prioritarias en salud mental dentro de las convocatorias de proyectos de investigación” y, junto a Cantabria, Murcia, Ceuta y Melilla, es de las pocas que no lo hacen. Tampoco ha financiado ninguna investigación ni puesto en marcha medidas que potencien la creación de redes de investigación, que sí han hecho 12 comunidades.

No obstante, Canarias sí cuenta con rehabilitación para personas con trastornos mentales graves y con programas de intervención familiar específicos para las familias de estos pacientes, “con los que se busca mejorar su capacidad de afrontar las crisis y prevenir recaídas”. También hay estrategias de salud mental para niños y adolescentes.

Aunque el estudio señala que las Islas no tienen estrategias en la Atención Primaria para la prevención de estas enfermedades, sí reconoce que ha puesto en marcha iniciativas de apoyo a los centros de salud desde atención especializada para la detección y tratamiento precoz de trastornos mentales, al igual que el establecimiento de pautas de atención a las urgencias psiquiátricas y situaciones de crisis, en colaboración con los distintos sectores implicados.

Arriba en esquizofrenia. Aparte de la prestación pública que se presta en la región, llama la atención la prevalencia de ciertas enfermedades entre los canarios, como el trastorno bipolar o la esquizofrenia, que superan la media estatal. Así, en cuanto a la primera patología, las Islas presentan un 0,12 por ciento de casos, frente a los 0,11 del país, un porcentaje más llamativo en el caso de los hombres, que superan en 6 puntos la media de 0,08, mientras que las mujeres se sitúan por debajo del baremo correspondiente por sexo, con 0,09 casos por cada cien frente a una media de 0,12. En cuanto a la esquizofrenia, hay un 0,30 por ciento de casos atendidos frente a los 0,19 de la media. Además, ambos sexos superan la cifra estatal en 8 puntos, aunque el dato es más elevado para los hombres, ya que el 0,35 por ciento de ellos presentan esta patología frente al 0,23 de las canarias.

Autolesiones. En el resto de trastornos, los isleños presentan una relativa “buena salud”, ya que, en los datos que se facilitan por región, suelen estar por debajo de la media, como es el caso de la depresión, la discapacidad provocada por una deficiencia mental o los trastornos de la conducta alimentaria –anorexia o bulimia–. Además, el Archipiélago tiene la tasa de autolesiones más baja de toda España.

Fuente: La Opinión de Tenerife SONIA GALDÓN

Anuncios

Publicado por

Victor

www.wasesores.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s