El suicidio supera a los accidentes de tráfico.

Es lo que reflejan recientes cifras sobre mortalidad en España. El suicidio se está convirtiendo en un problema de salud con graves implicaciones. De hecho, en el 2008 murieron ya más personas a causa de un suicidio (3.421) que a causa de un accidente de tráfico (3.021).

Estas cifras, que empiezan a ser alarmantes, deberán poner en marcha de manera urgente un plan de prevención a nivel nacional similar al que se ha llevado a cabo con el tráfico (Aunque el “Ponle freno” no va a ser tan mediático para el marketing social), tal y como ha referido Julio Bobes, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica.

En España hay cada año unas 40.000 tentativas de suicidio, de las cuales casi 3.500 acaban en muerte. Las causas desencadenantes del suicidio no está claras y son múltiples y variadas, desde la genética hasta elementos ambientales externos. Sin embargo, los focos sociales más permeables al suicidio, estadísticamente, son los jóvenes y los ancianos.

Otra clave fundamental es que más del 50 % de los suicidas habían pasado por consulta el mes anterior. María Jesús Cerecedo, de la Sociedad Española de Médicos de Familia y Comunitaria, refirió lo siguiente a propósito de esta estadística:

Somos la puerta de entrada de las personas con ideas suicidas. Algo está fallando. Seguramente nos hace falta más formación y más tiempo por paciente para detectarlas.
A nivel internacional, el suicidio es la undécima causa de muerte en Estados Unidos, por ejemplo. Contra los tópicos y las modas, como que en los países nórdicos la tasa de suicidios en mayor (Suecia ya ni siquiera se encuentra entre los 20 primeros), cabe advertir que el país donde más gente se suicida es Lituania, donde en 2003 se produjeron nada menos que 42 suicidios por cada 100.000 habitantes.

Es decir, que murieron por esta causa 1.500 habitantes. Esto supone 6 veces más suicidios que en Gran Bretaña y 5 veces más que Estados Unidos. Tampoco se conoce la razón de que se produzca este fenómeno tan masivo en Lituania y en general en todos los estados bálticos u otros antiguos miembros de la Unión Soviética.

La mayoría de los suicidas son hombres, excepto en China y el sur de la India, donde las mujeres jóvenes ganan por goleada mortal a los hombres. En el mundo hay un suicidio cada 40 segundos: mueren más personas por esta causa que por conflictos bélicos.

Las estadísticas sí que han establecido algo claro: la mayoría de los suicidios se producen los lunes por la mañana. ¿Adivináis la razón?

También me ha parecido muy significativo y digno de inclusión el comentario número 5 de la entrada anterior, de Paquetolius (espero me permita la inclusión):

Para empezar tiene que quedar bien claro una cosa, el suicidio es una enfermedad, como la gripe o el cáncer. Digo esto por que, a la vista de esta realidad, el comentario número 4 no puede tacharse sino de estúpido.

El suicidio es una enfermedad que:

1 -> Se puede evitar, tiene cura.

2 -> Tiene mayor incidencia entre los mayores de 65 años.

3 -> Es tabú y un estigma social. Da miedo hablar de suicidio por que pensamos que se puede contagiar; además, quienes tienen un familiar suicida no hablan de ello, sienten vergüenza y miedo. Por supuesto nadie que oiga hablar de suicidio luego pensará en suicidarse, a no ser que la idea estuviese previamente en su cabeza.

4 -> Como ya ha comentado alguien, el suicido, desde que se toman mediciones, es una tasa desgraciadamente constante.

5 -> Nadie se suicida de un día para otro. Es un proceso que en la mayoría de los casos lleva años. Por un lado es un proceso de asimilación de las ideas suicidas, y por otro es un proceso de aprendizaje, en el que el enfermo aprende a hacerse daño y a no tener miedo de hacerlo.

6 -> Por cada suicidio consumado existen 20 intentos frustrados.

Sobre este tema es muy explicativo el programa 48 de esta temporada de Redes. Os dejo el enlace: http://www.redesparalaciencia.com/1761/redes/2009/redes-48-el-suicidio-se-puede-evitar

Como dato curioso, en la entrevista comentan algunos planes a poner en marcha en la prevención del suicidio, y me llamó mucho la atención cómo una simple valla hacía reducir muchísimo el número de suicidios en un hotel. Y no sólo por la imposibilidad física de lanzarse al vacío, sino por el nuevo obstáculo mental que suponía. Esa simple valla hacía que los enfermos se replanteasen su intención de quitarse la vida.

Pensad sobre ello, y sobre todo no tengáis miedo de hablar acerca del suicidio, de si habéis tenido ideas suicidas o si conocéis alguien que las tenga, puede salvar vuestra vida o la de otra persona.

Via: Genciencia

Anuncios

Publicado por

Victor

www.wasesores.com

One thought on “El suicidio supera a los accidentes de tráfico.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s