Ley de Dependencia en esquizofrenia. (y III)

Personalmente, creo que los criterios no se adaptan correctamente a la esencia de la enfermedad mental. Estos pacientes, pudiendo valerse físicamente en la mayoria de los casos, necesitan de atención constante, aunque como ya se sabe, no por alguna anomalía física. Pero económicamente, ¿que ocurre con ellos?.

Si es el cuerpo lo que esta lesionado, siempre podrá adaptarse el puesto de trabajo de alguna u otra forma (aunque este es un terreno muy amplio en el que no voy a entrar); si es la mente, no habrá ya forma de poder trabajar en el mercado de trabajo “normal”, al menos para aquellos enfermos más graves o de discapacidad mayor al 66%, que aún estando estabilizados, salta a la vista que no pasarían una entrevista de trabajo.
A los menos afectados, podrían incorporarse al mercado ya que el empresario se descontaría buena parte de los seguros sociales, como ocurre con los discapacitados físicos.

En el caso de Canarias, hay muchas iniciativas de trabajos asistidos para esquizofrénicos, pero que realmente más que una salida profesional, son actividades ocupacionales. Siendo realistas, dudo mucho que una empresa media contrate un esquizofrénico, si bien habrán casos, claro está, ya que esta enfermedad tiene un amplio abanico de niveles, como ya he dicho.

Así pues, tras el rellenado de todo el papeleo y atención de las entrevistas, nos llega una concesión positiva, permitiendo al enfermo acudir al centro de día (centro al que ya lleva asistiendo 15 años).

Otra de las cosas con las que no estoy nada de acuerdo con la función de esta ley, es que al parecer como se comentó en su día, es posible renunciar a la ayuda asistencial en pro de conseguir la ayuda monetaria, cuando realmente siempre se quieren ambas. Y si la ayuda asistencial ya existía antes de salir la ley, el que la esté disfrutando parece dar pié al Gobierno para ahorrarse la paga, criterio éste que parece desviarse del principio de ayudar al enfermo.

En el caso particular de la esquizofrenia, es obvio que se hace necesario el centro de día, pero su asistencia regular, siendo realistas, no va a permitir a los más afectados, una incorporación al mercado de trabajo, haciéndose necesaria la paga. Pienso que al menos se podría articular una paga simbólica, en la que se descuente una parte en concepto de la ayuda asistencial que suponga el centro de día, ya que el que te concedan un centro de día que ya venías disfrutando quince años atrás, suena a que la ley viene a sufragar la ayuda asistencial, que antes era gratuita, dejando al enfermo exactamente igual a como estaba antes y a la familia, después de haber perdido el tiempo rellenando multitud de papeles, con la sensación de que este cuento era demasiado bonito para ser cierto.

Anuncios

Publicado por

Victor

www.wasesores.com

2 comentarios sobre “Ley de Dependencia en esquizofrenia. (y III)”

  1. mi mujer tiene esquizofrenia desde 1990 es muy triste que para cobrar pension no contributiva primen los hijos en limite de ingresos pues mi hija se ha desentendido completamente y el que la cuida soy yo su marido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s