Ley de dependencia. Más fondos y nuevos criterios tras el desastre inicial.

Las comunidades con más discapacitados atendidos y servicios más caros saldrán beneficiadas con los nuevos criterios de reparto de fondos de la ley de dependencia aprobados ayer. Hasta finales de julio no se conocerá el reparto definitivo del fondo de 283 millones de euros para lo que resta del 2010.

El acuerdo contó con el voto en contra de Galicia y  Valencia y el desacuerdo de las de Madrid y Canarias pero, lejos de la típica división PP-PSOE, obtuvo el apoyo de otras gobernadas por los populares como Castilla y León y Murcia, además de todas las comunidades socialistas.

El reparto de los 283 millones de euros se hará en función de los datos que presenten las comunidades autónomas a 1 de julio. En este sentido, la ministra rechazó que el cambio de criterio pueda llevar a las comunidades a reconocer personas dependientes de forma masiva antes de esa fecha. “Partimos de la base de que las autonomías son administraciones serias y responsables” y están gestionando derechos “destinados a los más vulnerables“, manifestó.

Jiménez explicó que el nuevo criterio de reparto primará fundamentalmente, en un 80%, la buena gestión y el cumplimiento de los acuerdos. El criterio de la población potencialmente dependiente pasará de tener un peso en el reparto del 55% actual a solo un 20%. Se acordó que disminuirá al 10% en el 2012 y desaparecerá por completo en el 2013. “Ha llegado la hora de que el reparto refleje el cumplimiento de la ley y el número de personas efectivamente atendidas”, subrayó la ministra de Sanidad.

El acuerdo de ayer trata de corregir el pacto de hace un año, en el que se decidió primar con un 20% del total del dinero a las autonomía que más dependientes tuvieran reconocidos. Fue un error, según Sanidad, ya que algunas comunidades dictaminaron con gran celeridad, pero se demoraron a la hora de dar las ayudas. Así recibían más por esa vía las que peor gestionaban.

El consejo también aprobó ayer la modificación del baremo de valoración de las personas dependientes al incorporar un nuevo criterio: el de la frecuencia con que éstas son o no capaces de realizar algunas tareas. El cambio corrige y hace más flexible el encaje de las personas con discapacidades intelectuales y enfermedades mentales.

Su aplicación conlleva, entre otras medidas, la elaboración de guías metodológicas para las distintas enfermedades, demencias y enfermedades neurodegenerativas, con el objetivo de que los profesionales puedan interpretarlas mejor.

Habrá un periodo de un año para adaptarse al nuevo baremo y en ese periodo se revisarán las guías. Gobierno y comunidades acordaron también impulsar una guía de buenas prácticas en la aplicación de la ley, de tal forma que “la efectividad se convertirá en un elemento para esa calificación“, según la ministra.

Adaptado de el periódico de Aragón.

Otros enlaces de interes:

Ley de dependencia (I)

Ley de dependencia (II)

Ley de dependencia (III)

Anuncios

Publicado por

Victor

www.wasesores.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s