Atención continuada en salud mental.

En los quince cinco o diez minutos que normalmente el médico de familia o de atención primaria tiene para atender a cada paciente, éste espera que se le diagnostique la enfermedad así como que se le aconseje sobre como abordarla y como puede hacerla llevadera en los próximos días.

En lo referente a la atención de consultas relacionadas con la salud mental , más allá de los problemas más obvios e inmediatos de todo centro de salud, esto supone todo un desafío, que invita a pensar que muchos de los tratamientos recibidos no son los adecuados.

Un nuevo estudio hecho por investigadores en el Sistema de Salud de la Universidad de Michigan, apunta a una estrategia prometedora para mejorar y sostener los resultados de salud mental en los pacientes que padecen depresión crónica, proporcionando “pequeñas cantidades” de cuidado flexible, de forma que se obtenga un estado de seguimiento continuo que aliviase la recarga de los sistemas de salud en los muy atareados consultorios médicos.

El estudio publicado recientemente en la revista Annals of Family Medicine, muestra que los pacientes que recibieron intervenciones que incluyeron métodos de auto-vigilancia y llamadas telefónicas de seguimiento por parte de un encargado del supuesto departamento sanitario a cargo, tuvieron, tras año y medio después, más probabilidad de tener menores síntomas depresivos y menos días de escasa productividad, que los que recibieron el tratamiento habitual en la asistencia médica primaria.

La clave está en mantener a los pacientes involucrados en el tratamiento”, dijo Michael Klinkman, profesor de medicina familiar en la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan y autor principal del estudio. “Esto no es terapia telefónica. Los pacientes tienen un contacto humano, alguien que puede ayudarles a involucrarse de manera más activa en su propio cuidado. Es difícil que se logre esto cuando se le administra al paciente la información en cuentagotas para ‘educarlo’ o se le dice que consulte con un sitio en Internet”.

Con un enfoque más tradicional que depende de una consulta de seguimiento en la oficina médica pueden pasar meses antes de que un médico de cuidado primario sepa que la depresión de su paciente está empeorando. Y, en muchos casos, los pacientes simplemente no vuelven a la consulta.

La relación del departamento con el propio centro de salud, ayuda a que el consultorio de medicina familiar actúe como base de operaciones para las posibles necesidades médicas del paciente, ya que muchos padecen depresión junto con otros problemas de salud mental y médicos.

Hay personas con problemas crónicos que han padecido múltiples episodios depresivos en el pasado”, dijo Klinkman. “Nadie quiere estudiarlos porque es difícil lograr que mejoren. Pero nosotros no fuimos selectivos, aceptamos a todos, y la tasa de remisión que vimos fue de casi el doble de lo que se hubiera logrado con la atención habitual. Hay otra cosa que vale la pena señalar: los resultados fueron duraderos en el tiempo”.

Si bien algunos pacientes se desvincularon un poco cuando sus síntomas empezaron a remitir, muchos volvieron con su encargado de caso cuando las cosas comenzaron a deteriorarse nuevamente.

ANN ARBOR, Michigan.

Anuncios

Publicado por

Victor

www.wasesores.com

Un comentario sobre “Atención continuada en salud mental.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s