Esquizofrenia, algunos conceptos generales.

La esquizofrenia es una enfermedad mental que se caracteriza por la pérdida de juicio de la realidad, de la cuál, aunque se avanza lentamente, se desconocen sus causas. La doctora Ana González Pinto, psiquiatra de la Universidad del País Vasco, comenta los inicios de esta enfermedad y otros aspectos.

Nacimiento de la enfermedad

Lo normal es que existan síntomas previos a la esquizofrenia, aunque no siempre ocurre así. El paciente se caracteriza por apatía, depresión y un conjunto de síntomas negativos hasta que comienzan a aparecer las alucinaciones y delirios. El principal factor que influye en el desarrollo de la esquizofrenia es el genético. Hay familias con más riesgo de tener una enfermedad mental de este tipo aunque la genética no es la única causa. La esquizofrenia paranoide es el subtipo más frecuente, con un cuadro de delirio más estructurado, donde la persona se labra una historia a partir de una idea. Existen otras esquizofrenias de peor pronóstico que no siguen este esquema pautado.

Percepción propia del paciente

Un paciente esquizofrénico ve el mundo como persecutorio, oye voces que le insultan y cree que le persiguen para atacarle. Ese paciente siempre siente un elemento que le hace estar en una situación de sufrimiento y desvalimiento. El sujeto no siempre es consciente de que esta enfermo, por eso uno de los síntomas característicos de la enfermedad es pensar que lo que está cambiando es el mundo, y no uno mismo.

Inicio del Tratamiento

Por lo que respecta al tratamiento, es más difícil que estas personas acudan a por ayuda médica porque ellos mismos no son conscientes de su propia enfermedad. Muchos de los diagnósticos se hacen en adolescentes con lo que aún resulta más complicado tratarlos de forma adecuada. Lo más habitual es que estos pacientes pasen por las manos de un especialista por primera vez por la vía de urgencias. Es en ese momento donde se inicia el proceso terapéutico. Por lo general la familia ya ha notado que algo está cambiando en la persona y que necesita ayuda médica, sobre todo cuando comienzan a aparecer los delirios y alucinaciones.

Tratamiento Farmacológico

Las técnicas de tratamiento basadas en fármacos en los casos de esquizofrenia están orientadas sobre todo a mejorar la calidad de vida del paciente. Su uso ha cambiado el pronóstico de esta enfermedad ya que, a pesar de no conseguir que el paciente vuelva al nivel previo a la sintomatología, el individuo se encuentra mucho mejor. El tratamiento es muy intensivo desde el primer momento, una estrategia que se ha comprobado, resulta más efectiva en el control de la enfermedad.

Evolución del Paciente

Un tercio de las personas medicadas por esquizofrenia pueden hacer una vida prácticamente normal. Otro tercio vive una situación parecida aunque necesita ayuda y seguir una vida adaptada, mientras que el resto de pacientes evolucionan peor y necesitan más recursos terapéuticos y muchos más apoyos. Recordemos que la esquizofrenia puede presentarse en cualquier momento de la vida, e incluso se ha detectado un grupo de pacientes que inician la enfermedad antes de llegar a la edad adulta.

Fuente: Vivir mejor

Anuncios

Publicado por

Victor

www.wasesores.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s