Esquizofrenia y genética se relacionan cada vez más.

En Augusta, Estados Unidos, se continúa investigando la senda genética que causa la esquizofrenia desde la niñez hasta la edad adulta. Un grupo de científicos ha conseguido recientemente revertir, en ratones adultos, anomalías cerebrales y del comportamiento similares que se asemejan a ciertos síntomas de la esquizofrenia. El logro se ha materializado mediante la estrategia de restaurar la expresión normal a un gen sospechoso de estar hiper desarrollado en personas que padecen dicha enfermedad.

Actuar sobre la expresión del gen catalogado como “Neuregulin1”, que codifica una proteína importante para el desarrollo cerebral, parece prometedor para el tratamiento de por lo menos algunos pacientes con esquizofrenia, según la investigación, subvencionada por el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH), uno de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, también han trabajado Dong-Min Yin y Yong-Jun Chen.

Al igual que las personas con dicha enfermedad, los ratones adultos cuya composición genética hace que tengan niveles más altos de Neuregulin1, mostraron una reducción en la actividad de los mensajeros químicos cerebrales glutamato y GABA. Los ratones también mostraron comportamientos asociados con aspectos de la esquizofrenia en los humanos. Por ejemplo, interactuaban menos con otros animales y tenían problemas en tareas mentales.

Los déficit se revirtieron cuando normalizamos la expresión del Neuregulin1 en animales que habían presentado síntomas, lo cual sugiere que los daños producidos durante el desarrollo son reversibles en la edad adulta,

explica el Dr. Lin Mei, de la GRU (Georgia Regents University), Se cree que la esquizofrenia es el resultado de daños sufridos por el cerebro durante el desarrollo fetal, los cuales a su vez son producidos por una compleja mezcla de causas genéticas y ambientales. Debido a ello, parece que diversos genes intervienen en la esquizofrenia y que todos ellos lo hacen con papeles pequeños.

Ciertas variantes del gen Neuregulin 1 están involucrados en la esquizofrenia. Por ejemplo, análisis postmortem de tejido cerebral han hallado a dicho gen sobreexpresado en la corteza prefrontal de algunas personas que tenían esquizofrenia. Este gen codifica para un mensajero químico que desempeña un papel fundamental en la comunicación entre las neuronas, así como en el desarrollo del cerebro.

Antes de este nuevo estudio, no estaba claro si los daños causados por una expresión prenatal anormal del Neuregulin1 podrían ser reversibles en la edad adulta.

Fuente: National institute of health

Anuncios

Publicado por

Victor

www.wasesores.com

3 comentarios sobre “Esquizofrenia y genética se relacionan cada vez más.”

  1. La herencia genética nunca se equivoca; se podrá quizás en un futuro prevenir antes qué curar, estudiar al ADN cómo el cerebro es un tema muy complejo hay mucho por investigar…,¡ojalá que en un futuro próximo encuentre la solución; y puedan responder a nuestras preguntas, qué son muchas… toda enfermedad cuánto mayor sea la investigación mejor es la esperanza de todo neurocientifico aunque los datos sean pesimistas ellos deben ser optimista y no es nada fácil!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s