Alimentación vs sistema nervioso.

Lo que ocurre en la mente, afecta al cuerpo. Esta gran verdad de Hipócrates, nos explica que mente y cuerpo no pueden ser considerados separadamente. Así, muchos desordenes emocionales tienen como precursores causas a largo plazo en las que un factor clave de los mismos es la alimentación, pudiéndose desarrollar tratamientos naturales para corregirlos o atenuarlos. Muchos médicos (Carl Pfeiffer, Abram Schauss,…) han investigado desde hace tiempo como la mente responde a la alimentación, contribuyendo a una mejor comprensión de los problemas mentales como la depresión, los comportamientos compulsivos, la esquizofrenia, y otras psicosis.

Continúa leyendo Alimentación vs sistema nervioso.

Anuncios

Trastorno esquizofreniforme vs esquizofrenia.

El Trastorno esquizofreniforme es un trastorno psiquiátrico serio relacionado con la esquizofrenia.

Las características esenciales de trastorno esquizofreniforme son idénticas a las de la esquizofrenia excepto por dos diferencias:

Continúa leyendo Trastorno esquizofreniforme vs esquizofrenia.

Muchos casos de esquizofrenia podrían explicarse por el consumo de cannabis.

Que el consumo de cannabis multiplica el riesgo de padecer la enfermedad de esquizofrenia, es algo de lo que ya se ha hablado en este blog. Benedicto Crespo, profesor titular de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cantabria, lamenta la permisividad con que las autoridades, especialmente las sanitarias, dejan vía libre al consumo ‘terapéutico’ del cannabis, que explica el 50% de los casos de esta enfermedad.
Esta es una de las conclusiones a las que se ha llegado en el estudio con el que pretenden encontrar la asociación, si existe, entre la morfología del cerebro y el desarrollo de la esquizofrenia. «Es uno de los trabajos que estamos desarrollando dentro del servicio de Psiquiatría del hospital Marqués de Valdecilla, del que José Luis Vázquez es jefe. Hace ya diez años que analizamos la morfometría del cerebro de los pacientes que debutan con un primer episodio de esquizofrenia», concreta Crespo.


Colaboración internacional

El trabajo cuenta con la colaboración de diferentes centros europeos especializados en cada rama específica: análisis celulares, trabajo con animales, etc. El primer paso fue el desarrollo de técnicas de investigación de neuroimagen. Se buscaba comprobar posibles irregularidades del volumen en la masa cerebral de los pacientes que pudiera ser el reflejo de una alteración genética, y es en este aspecto donde radica la segunda de las vertientes del estudio.
El psiquiatra Ignacio Mata lidera esta otra línea de investigación, de la que ya se pueden avanzar algunas conclusiones. «Ahora tenemos claro que no podemos diagnosticar por medio de la neuroimagen, pero hay parámetros indicativos, como el aumento de los ventrículos laterales del cerebro y la disminución del volumen total de la masa cerebral. Son factores que están ya presentes al comienzo de la enfermedad y son independientes al desarrollo de los síntomas», concreta Crespo. Esto sitúa a ciertas personas en el triste camino hacia el desarrollo de este mal.
Pero la vulnerabilidad genética no determina la aparición de la esquizofrenia. La combinación de predisposición natural y otros factores que intervienen en el desarrollo del cerebro se acerca más a la realidad de los riesgos. «La mayor parte de las circunstancias que pueden desencadenar la enfermedad se viven en el periodo previo e inmediatamente posterior al nacimiento. Infecciones, estrés, alteraciones durante el parto -tanto de la madre como del hijo- etc, pueden sellar un futuro de enfermo de esquizofrenia», explica Crespo.


Tratamiento crónico

Lo que llaman la ‘conciencia de enfermo’, la responsabilidad que lleva al cumplimiento estricto del tratamiento y el abandono de las drogas en el caso de que hayan espoleado la aparición de la enfermedad, son pilares sobre los que se sustenta la «calidad de vida de un paciente que necesita tratamiento crónico». Lejos queda, por el momento, la posibilidad de que la cirugía, como ocurre con otras afecciones -la epilepsia, por ejemplo-, sea la solución al mal, «aún está lejos de materializarse, pero es un objetivo que nos hemos marcado. En el momento en el que se pueda determinar con exactitud el funcionamiento del cerebro y su implicación en esta enfermedad concreta, la cirugía podría plantearse como cura o prevención», avanza Crespo.


Tabaco y esquizofrenia. Una combinación mortal.

Que para los enfermos mentales es más letal el tabaco que el suicidio, es algo de lo que ya he hablado. No solo es una realidad que fuman más, sino que también lo hacen más intensamente. Así lo indican los resultados obtenidos por investigadores de la Universidad de Oviedo que trabajan en Cibersam, la mayor red nacional de investigación sobre trastornos mentales.

“La enfermedad respiratoria es la primera causa de muerte de nuestros pacientes con esquizofrenia y trastorno bipolar, seguida de las enfermedades cardiovasculares. Casi el 60 fuman, un dato que dobla al del resto de la población. Y su forma de fumar es más perjudicial, porque apuran mucho el cigarro”, afirma Paz García-Portilla, profesora de Psicología Médica y miembro del Grupo de investigación del Area de Psiquiatría de la Universidad. Yo además podría añadir que lo agarran con más fuerza con el fin de ablandar el filtro y conseguir una mayor dosis nicotínica.

Esta situación, no tiene una solución sencilla, ya que la adicción está especialmente arraigada en los fumadores con esquizofrenia y trastorno bipolar. En palabras de Paz García-Portilla, “los pacientes manifiestan que fumar les permite concentrarse mejor y mejorar los síntomas del déficit de atención asociado a su patología. Y la situación es insostenible: los científicos nos esforzamos por conocer el origen de la enfermedad, mejorar sus síntomas y prevenir el suicidio, y mientras tanto, se nos mueren por el tabaco“.

Frente a esta situación, el grupo de Psiquiatría de la Universidad que coordina el doctor Julio Bobes ensaya diversas técnicas para conseguir reducir la cantidad de cigarrillos que fuman los pacientes. “Consideramos que es necesario ofrecer a los enfermos mentales graves un tratamiento de desintoxicación y deshabituación específico en vez de un cigarrillo”, incide el doctor Bobes.

Otra de las áreas en las que se centran los investigadores son los primeros episodios psicóticos, es decir: la primera vez que un joven sufre alucinaciones. “En la actualidad, el tiempo tiene la palabra, porque no existe un conocimiento que nos permita discernir si el episodio se va a repetir o no y si va a ser debido a la esquizofrenia, a un trastorno bipolar o si se trata de abuso de drogas”, afirma Paz García-Portilla.

Por eso, el grupo mantiene abierta una línea para estudiar la interacción entre los genes y el ambiente de personas en esta situación. Los 19 centros de toda España que colaboran en este trabajo (con el apoyo del Ministerio de Ciencia e Innovación, a través del Instituto de Salud Carlos III) lo convierten en el mayor proyecto acometido en su campo.

Fuente: La voz de asturias

Los primeros síntomas del trastorno mental.

Un trastorno mental o del comportamiento se caracteriza por una perturbación de la actividad intelectual, el estado de ánimo o el comportamiento que no se ajusta a las creencias y las normas culturales. En la mayoría de los casos, los síntomas van acompañados de angustia e interferencia con las funciones personales.

Continúa leyendo Los primeros síntomas del trastorno mental.

60 % de adictos a las drogas sufre enfermedad psiquiátrica.

Dos de cada tres consumidores habituales de drogas presenta al menos un trastorno psiquiátrico de los considerados graves, ha informado hoy en Madrid un grupo de médicos de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN).

Continúa leyendo 60 % de adictos a las drogas sufre enfermedad psiquiátrica.