Síndrome del burnout.

Estrés laboral en exceso y de forma continuada, puede propiciar la aparición del conocido como síndrome de burnout, un problema de salud mental que se manifiesta como un conjunto de síntomas de desgaste emocional, tales como fatiga crónica, dolor de cabeza, alteraciones del sueño, pérdida de peso, gastritis y dolor muscular.

Continúa leyendo Síndrome del burnout.

Alimentación vs sistema nervioso.

Lo que ocurre en la mente, afecta al cuerpo. Esta gran verdad de Hipócrates, nos explica que mente y cuerpo no pueden ser considerados separadamente. Así, muchos desordenes emocionales tienen como precursores causas a largo plazo en las que un factor clave de los mismos es la alimentación, pudiéndose desarrollar tratamientos naturales para corregirlos o atenuarlos. Muchos médicos (Carl Pfeiffer, Abram Schauss,…) han investigado desde hace tiempo como la mente responde a la alimentación, contribuyendo a una mejor comprensión de los problemas mentales como la depresión, los comportamientos compulsivos, la esquizofrenia, y otras psicosis.

Continúa leyendo Alimentación vs sistema nervioso.

Calor y esquizofrenia

Las altas temperaturas afectan a todos. En particular el sistema nervioso se vuelve más susceptible y nos pone a muchos, enfermos o no, más sensibles e irascibles de los común. En particular los enfermos mentales serán más propensos a padecer crisis, ya que sufren en mayor medida las consecuencias del calor, si bien es complicado discernir que síntomas o delirios son consecuencia o no del aumento de temperaturas.

Continúa leyendo Calor y esquizofrenia

La salud mental y el humo del tabaco.

A los defensores de los espacios libres de humos les sobran motivos que respalden la necesidad de proteger a los no fumadores del humo del tabaco en el ambiente. Pese a ello, científicos británicos acaban de poner sobre la mesa, según una nueva investigación, un nuevo argumento: El humo ambiental eleva el riesgo de estrés psicológico y de enfermedades mentales en adultos sanos.


Continúa leyendo La salud mental y el humo del tabaco.

Los enfermos mentales cuatriplican el consumo medio de tabaco.

Padecer problemas mentales, ya sea incluso crisis de ansiedad o malas etapas, hace que la búsqueda de cualquier pequeño placer se intensifique (quien no ha vuelto a fumar, de los que lo intentan, en una mala etapa). Los enfermos mentales, que tienen además afectados los circuitos neuronales de la recompensa, fuman entre dos y cuatro veces más que la media y les cuesta mucho más, por ende, abandonar tan dañino vicio.

Continúa leyendo Los enfermos mentales cuatriplican el consumo medio de tabaco.